Vik Muniz: Versionando la Historia del Arte

Si tuviéramos que elegir una única obra de la Historia del Arte probablemente escogeríamos la siempre enigmática y cautivadora Gioconda. Quizás por que es una obra de reconocido interés, que suscita preguntas y que ineludiblemente va ligada  uno de los genios de la pintura, Leonardo da Vinci. Pero también puede que nuestra elección venga determinada por el inmenso número de veces en la que la hemos visto reproducida, ya no solo en televisión, en libros o en pósters, sino también utilizada como base para la creación de nuevas obras, empezando por Duchamp, continuando con otro de los grandes, Warhol, pero también por Matt Groening (Los Simpson ), por Banksy, e incluso como reclamo publicitario para una conocida marca de bolsos (Coach). La Gioconda se ha convertido en un icono de la cultura occidental, y como tal, todos la reconocemos y hacemos nuestra su imagen.

De este apropicionismo de los iconos de la Historia del Arte Occidental parte el trabajo del  artista contemporáneo brasileño Vik Muniz (Sao Paolo, 1961). Muniz toma prestadas  las grandes obras artísticas y las trabaja con nuevos materiales, relacionados en un gran número de ocasiones con los desechos y lo comestible.

Con mermelada y crema de cacahuete elabora su particular Gioconda, interpretando a su vez la versión que ya hiciera Warhol y repitiendo la “fórmula Warhol” de multiplicación de la imagen a través del color.

vik-muniz-double-mona-lisa-after-warhol

El proceso creativo de Muniz está dividido en dos grandes etapas. Por un lado en la elaboración material de la obra, para la que suele utilizar materiales de desecho, comida, pero también alambre, algodón, hilo o incluso diamantes; lo que conlleva un gran dominio de materiales muy diversos. Los tamaños de sus obras son también muy diferentes y van desde dimensiones pequeñas, como es el caso de su Gioconda, a escalas gigantescas en las que sus obras solo pueden ser percibidas desde las alturas. Una vez que ha realizado la primera fase comienza la segunda etapa, en la cual fotografía sus obras. Esas fotografías son la obra final y por tanto las obras que van a ser expuestas, mientras que la obra material o física es desechada.

La selección de un material no es algo azaroso en Vik Muniz por estar siempre relacionado con la obra o aportar nueva información sobre ella.

Una de sus obras es esta particular Alicia realizada con pequeños juguetes.

Es evidente que la obra original en la que se basa esta pieza de Muniz no es tan conocida como la Gioconda, aunque se vincula a otra obra, en este caso literaria, de gran repercusión: Alicia en el País de las Maravillas. Muniz toma con referencia una fotografía realizada por el propio Lewis Carroll a su vecina Alice Liddell, niña que sirvió de inspiración para su conocido cuento infantil. El escritor mantuvo una relación muy controvertida con la niña y prueba de ello son una serie de fotografías en las que la pequeña aparece en poses recurrentes, eróticas y nada infantiles ni inocentes. Los juguetes de Muniz conectan directamente con la infancia, con la pérdida de la infancia en el caso de Alice, ya que los juguetes componen la silueta de la muchacha, mientras que su interior está vacío. En la fotografía de Carroll, la niña está disfrazada de mendiga, está jugando, pero en su rostro no hay ni un atisbo de diversión. La disposición de los objetos no tiene un patrón claro y parece que han sido esparcidos al azar, lo que puede llevar a vincularlas con el alocado mundo del País de las Maravillas. 

La serie de Muniz más conocida es la que realiza con chocolate líquido. Con este material está elaborada su Balsa de Medusa después de Gericault. Gericault, pintor romántico francés, se baso en un hecho real para componer esta pintura. En ella nos presenta el naufragio de la fragata francesa  Méduse en las costas de Mauritania en 1816. Gericault presenta esta obra en el Salón de París de 1819, tan solo tres años después del trágico suceso, y para desarrollar la pintura llegó a entrevistarse con alguno de los supervivientes del naufragio quienes lle hablaron de deshidratación, locura e incluso de canibalismo. La tragedia y el dolor que transmite la obra de Gericault es suavizada por Vik Muniz a través del chocolate líquido. Sin embargo, el tono del chocolate de esta obra es casi rojizo en clara conexión con la sangre derramada por náufragos y supervivientes.

“El chocolate recuerda el amor, el lujo, el romance, la obesidad, la escatología, las manchas, la culpa, etc.; asociaciones que indudablemente cortocircuitan el significado de la imagen original”. Vik Muniz

Pollock pintando de Vik Muniz, también hecho con chocolate líquido, resulta de gran interés por relacionar el artista brasileño su manera de trabajar el chocolate con la técnica pictórica del dripping, técnica inventada por Jackson Pollock y que consiste en dejar gotear la pintura sobre el lienzo. El chocolate se solidificaba pronto, por lo que los movimientos debían ser rápidos y muy ensayados, lo que le recordó a la práctica performativa del maestro del Action Paiting. 

Para mí una de sus mejores obras es esta cabeza de Medusa realizada con pasta y basada en la obra homónima de Caravaggio. La serpientes de la cabellera de Medusa han sido reemplazadas por spaghetti y la sangre que le brota del cuello se ha convertido en salsa de tomate. Medusa, monstruo mitológico, ha sido representado en innumerables ocasiones, aunque la versión de Caravaggio de 1597 es sin duda la más divulgada. El uso de spaghetti para reproducir a Medusa no es baladí al utilizar la comida italiana en conexión con la mitología grecorromana y con la nacionalidad de Caravaggio. En esta obra Muniz consigue fusionar tres momentos cronológicos diferentes, el Imperio Romano, el Renacimiento y el Barroco italiano y la actualidad, a través de lo la cocina italiana, difundida y practicada en todo el mundo.

Esta claro que las creaciones de Vik Muniz no son únicamente versiones de una obra, sino que van más allá aportando nuevas connotaciones y significados y trasladándolas al lenguaje y el momento actual.

Este post ha sido realizado como tarea para el curso Arte y Cultura en circulación: Crear y compartir en tiempos digitales. Curso online gratuito y abierto organizado por Ártica. 

Anuncios

Un comentario en “Vik Muniz: Versionando la Historia del Arte

  1. Excelente post! Una investigación muy detallada y completa que explica con claridad por qué las obras de Muniz son obras nuevas en relación a sus modelos anteriores. Ya en otro momento del curso habíamos discutido qué pasa cuando, por ejemplo, se pinta un cuadro a partir de una foto. Bueno, aquí vemos un trabajo perfectamente legitimado por el mundo del arte, que “copia” a trabajos anteriores a través de otras técnicas y materiales. Técnicas y materiales que alteran el significado del original y permiten generar nuevos discursos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s